83 comments to ““¿Cómo es el perfil contrario al mediador?…Porque es así y desde allí como podemos ayudarlo.””

You can leave a reply or Trackback this post.
  1. Maria Eugenia Biain says: 12 mayo, 2015 at 8:54 am

    ¡Vaya pregunta! Empiezo a hacer algún aporte para que entre todos vayamos sumando.
    Me parece que el perfil contrario es el de quien no escucha porque ya sabe quién es el otro, qué piensa y qué quiere.
    De la mano de esto irá el no reconocer al otro y su libertad para elegir qué respuesta dar a su conflicto. Que normalmente es la que esta persona luego podrá mantener, sostener. Es decir, no respetar sus decisiones.
    Y por sólo nombrar las tres primeras que se me vienen a la cabeza, no tener capacidad de empatía. No poder ponerse en el lugar del otro. No verlo como una persona que sufre. Porque nadie va a mediación contentísimo de tener un conflicto que le molesta…
    Escuchemos/leamos a los otros colegas. Abrazo desde Córdoba, Argentina, Mariú

     
    • Alicia De Rivas says: 13 mayo, 2015 at 2:58 pm

      Hola si es una pregunta dificil, pero nos encontramos con ellos a cada paso no?
      Coincido con tu aporte

       
  2. Salvador Madrid Fernandez says: 12 mayo, 2015 at 9:46 am

    EL perfil del impositor, del arrogante, del que se cree maestro, que en su mano tiene la solución de los demás, un director de orquesta donde las melodías, las notas, los acordes son los suyos propios.

     
    • Alicia De Rivas says: 13 mayo, 2015 at 3:00 pm

      Tambien creo que tiene esas caracteristicas y mucas veces ocupan espacios de poder. Podremos ayudar a estas personas

       
  3. Paula Gimena Ramirez Yunes says: 12 mayo, 2015 at 7:19 pm

    El que pone soluciones sin permitir que los participantes puedan desarrollar sus propias propuestas, para así el acuerda pueda ser consensuado y sostenerse en el tiempo.

     
    • Paula Gimena Ramirez Yunes says: 13 mayo, 2015 at 1:46 am

      Lo que debería hacer en todo caso el mediador es mediante distintas preguntas o brain storm las partes intenten pensar que tipos de soluciones se les ocurren…y luego que ellas decidan cual es la mas apropiada para ambas. Al ser ellas las protagonistas de su solución sera mas fácil de sostener ese acuerdo en el tiempo.

       
    • Alicia De Rivas says: 13 mayo, 2015 at 3:03 pm

      El tuyo es un mediador sin perfil, y si los hay tambien, aqui las practicas observadas nos ayudarian no crees?

       
  4. Claudia Leonor Bustos says: 12 mayo, 2015 at 7:21 pm

    Uno de los primeros impedimentos con los que se encuentra el mediador, es el no conseguir las legitimación de las partes. Esto genera una imposibilidad de efectiva de comunicación

     
    • Alicia De Rivas says: 13 mayo, 2015 at 3:06 pm

      Resumo tu idea, decis que legitimando a esa persona podremos lograr la comunicacion deseada.

       
  5. Paula Gimena Ramirez Yunes says: 12 mayo, 2015 at 8:05 pm

    Por otro lado el mediador que se deja amedrentar por los abogados de las partes perdiendo su rol de guía y director de la mediacion

     
    • Paula Gimena Ramirez Yunes says: 13 mayo, 2015 at 1:50 am

      En ese caso el mediador debería agradecerle el empeño a los letrados, y pedirles que lo dejen escuchar que es lo que las trajo a las partes….ya que ellos como sus letrados ya lo conocen, pero el como mediador aun no. Allí les estaría dando reconocimiento por su rol de asesores, y a su vez estaría legitimando a las partes, buscando generar confianza en las partes.

       
      • Alicia De Rivas says: 13 mayo, 2015 at 3:27 pm

        Paula coincido con tu aporte, la legitimidad es una herramienta fundamental

         
        • Haydee Ester Silveyra says: 15 mayo, 2015 at 12:41 am

          Paula y Alicia, comparto plenamente lo expresado por ustedes, además es necesario crear las condiciones para que la gente pueda acceder a la participación y esto es central en un contexto de confianza. También facilitar la expresión de las partes y reconocer y valorar la capacidad para comunicarse entre ellas. Así se legitima el mediador, la persona frente a sí mismo y respecto a ambas partes y respecto del contenido, si?. Cordiales saludos

           
  6. Arturo Molina Zamora says: 12 mayo, 2015 at 10:20 pm

    El perfil contrario al mediador es aquel mediador que usando la técnica y el proceso de la mediación, solo busque que las partes lleguen a un acuerdo y no que busquen restablecer la relación

     
    • Alicia De Rivas says: 13 mayo, 2015 at 3:12 pm

      Este mediador es el que tiene dificultades, crees que las practicas observadas lo podran ayudar?

       
  7. Cecilia Prado says: 13 mayo, 2015 at 12:37 am

    Hola amig@s, leyendo sus respuestas, solo ha sido respondida la primera parte de la pregunta, es decir tod@s han enunciado el perfil contrario del mediador, falta abordar porque nosotros creemos que es asi y el enfoque a mi parecer más importante…como podemos ayudarlo.

     
    • Alicia De Rivas says: 13 mayo, 2015 at 3:18 pm

      Hola Cecila, cuando formule la pregunta era visualizar a una persona diferente al mediador, contrario, que puede tener la formacion o no, y desde alli comprender su “perfil” para ayudarlo. Estas personas muchas veces tienen espacios de poder y son generadores de conflictos, por eso buscaba esa ayuda para llegar y generar un cambio

       
  8. Silvana Roxana Garces says: 13 mayo, 2015 at 1:58 am

    Hola!Buenas noches. Què pregunta.
    El perfil contrario al del mediador, es aquella persona que no puede ponerse en el lugar del otro.
    El hecho de no generar espacios de escucha no favorece la mediación.
    La manera de trabajar para revertir esto, sería realizar encuentros en los que se trabaje la empatía a través de diversas actividades.

     
    • Alicia De Rivas says: 13 mayo, 2015 at 3:22 pm

      Hola Silvana, me parecio muy bueno tu aporte de generar empatia, es muy importante porque asi esa persona puede comprender al otro y desde alli podra salir otro comportamiento. Gracias

       
  9. Salvador Madrid Fernandez says: 13 mayo, 2015 at 6:38 am

    En cuanto a la segunda parte de la pregunta, el antónimo del mediador debe buscar su sinónimo. Es decir debe corregir esos defectos con un autoanálisis propio, o bien mediante la crítica constructiva de otros comediadores.
    Hacer contínuos replanteamientos de sus intervenciones, análisis de conducta propia en las sesiones de mediación, una evaluación personal de qué ha podido fallar, donde han estado los errores y aciertos de sus intervenciones, que siempre deberían ser casi invisibles, dando el verdadero protagonismo a las partes, de forma que sean éstas las que encaucen por sí solas el proceso, bajo una dirección ténue del mediador.

     
    • Alicia De Rivas says: 13 mayo, 2015 at 3:32 pm

      Hola Salvador, mi imaginario perfil de no mediador es una persona que no se da cuenta de su perfil, y este formado o no, genera conflictos por donde camina. Si tiene formacion me parece muy bueno lo de las criticas de otros comediadores, pero si no tiene formacion es mas dificil generar un cambio

       
  10. Maria Eugenia Biain says: 13 mayo, 2015 at 11:27 am

    Vayamos a la segunda parte de la pregunta: cómo podemos ayudarlo. La experiencia que tenemos en Córdoba (Argentina) en el Centro Judicial de Mediación es que mediamos de a dos. Es muy útil porque se puede hablar de lo hecho, de lo visto. Ese sería un buen momento de intercambio. Pero además creo que son necesarias las Clínicas de casos para impulsar la reflexión colectiva. O la observación de mediaciones e incluso grabaciones para observarnos. Por supuesto que siempre cuidando la confidencialidad por encima de todo. Nos exige a todos ser autocríticos o mejor observadores de nuestras conductas, de nuestros prejuicios, de nuestros “supuestos” como diría Carolina Gianella. Es muy buena la pregunta que nos planteás, Alicia. No me había dado cuenta que había salteado la segunda parte. Abrazo a todos, Mariú

     
    • Alicia De Rivas says: 13 mayo, 2015 at 3:42 pm

      Gracias Marilu, coincido que la clinica de casos y practicas observadas nos ayudaran a desprendernos de nuestros supuestos como mediadores. Mi pregunta iba mas alla todavia, abarcaba a aquella persona con perfil opuesto a todo lo que significa ser mediador, y que puede estar formado o no pero lo vemos a diario, personas generadoras de conflictos, no tengo un nombre especificopero si los entendemos los podremos ayudar. No conoces a nadie asi? Seguro que muchos

       
  11. Claudia Leonor Bustos says: 13 mayo, 2015 at 12:33 pm

    El Mediador cuando llega a la mesa de mediación tiene un importante desafío, primero, conseguir la legitimación de las partes y partiendo de ahí, comenzar a trabajar con cada una de ellas en forma particular, pero a la vez no perder de vista la totalidad…cada parte necesita su espacio, necesita ser escuchada, pero no en forma aislada sino como parte de un todo. El mediador en su rol de facilitador de la comunicación no puede abstraerse de esta realidad y debe generar un espacio de dialogo y escucha diferente al que las partes han venido teniendo . Ese es el momento donde comienza el cambio y donde aparece la posibilidad de tener mirada diferente sobre el conflicto. Cualquier conducta por parte del mediador que no vaya en esta dirección podría entenderse que es contraria a su perfil.

     
    • Alicia De Rivas says: 13 mayo, 2015 at 3:55 pm

      Hola Claudia, la solucion o la ayuda a esta persona? Deciamos con otros mediadores que las practicas observadas ayudan, estas de acuerdo?

       
  12. Ariel Ringuelet says: 13 mayo, 2015 at 12:53 pm

    Hola a todos.
    Creo que alguien que tiene el perfil contrario al mediador….no estará sentado en la mesa de mediación!!
    Si así fuera, algo ha fallado en el sistema!! Y estamos en el horno! ja.
    El problema no solo es de la persona (sin capacidad de mediar) sino del sistema que lo habilitó!.
    Pero, más allá si es mediador o no, a una persona así la resumiría con: Falta de empatía y sin capacidad de escucha.
    ¿Cómo se lo puede ayudar? Difícil ayudar al otro si no tiene la necesidad da cambiar por algún motivo, si no pide “ayuda”. Es como la terapia: sentir que algo tengo que cambiar (por motivo x, situación disparadora) y además, con la persona apropiada!.
    Saludos,
    Ariel

     
    • Alicia De Rivas says: 13 mayo, 2015 at 3:50 pm

      Hola Ariel, no creo sea falla del sistema, puede ser falta de experiencia y puede arreglarse con las practicas observadas y con la clinica de casos. Decia en otro comentario que no tengo un nombre especifico para ese perfil, pero como hay muchos mas de los que nos gustaria, la idea era ver como ayudar ya que si no se perfilan de como son, y no piden ayuda ovbiamente, van ocasionando conflictos o fuegos que tendremos que apagar despues!!!

       
  13. Karina Beatriz Concetti says: 13 mayo, 2015 at 11:27 am

    Creo que el perfil del mediador tiene que ver con la posibilidad de ver más allá de lo que sucede sin hacer interpretaciones que dejen huella. Me parece que uno de los logros más importantes es reconocer a ambas partes por igual, escuchar, usar técnicas para que se piensen y se repiensen… y desde ahí puedan buscar nuevas formas de diálogo y acuerdos…

     
    • Alicia De Rivas says: 13 mayo, 2015 at 3:58 pm

      Hola karina, podrias definir al contrario, como lo llamarias? Como podemos ayudarlo?

       
      • Hola a todos los participantes, sus aportes son muy enriquecedores y permiten un aprendizaje colaborativo.
        Cambiar conductas es muy difícil, el cambio es posible cuando parte desde uno mismo, cuando entramos en crisis con nuestra vinculación con los demás y tenemos la necesidad interna de modificar nuestro actuar. Es por ello, que ayudar al anti-mediador, es un gran desafío, porque generalmente este tipo de personas está convencida de que su proceder es el adecuado y no escucha, no se cuestiona , no tiene capacidad de ponerse en el lugar del otro

         
  14. Juan Antonio Herrera Fernandez says: 13 mayo, 2015 at 1:05 pm

    Aquel mediador que pretende erigirse en protagonista de la mediación. Aquel que se posiciona como el “salvavidas de la partes”, Aquel que se le olvida que es un invitado , por las partes, para que canalice la comunicación.

     
  15. Silvina Agueda Schmitt says: 13 mayo, 2015 at 4:04 pm

    No estoy segur q pueda afirmarse q existe un perf contrario.sino mas bien diferente o q puede q colabore menos en la comunicacion. Sera el mediador quien con su competencia convierta su participacion en constructiva.

     
    • Alicia De Rivas says: 13 mayo, 2015 at 4:19 pm

      Hola Silvina, cuando formule la pregunta queria conceptuar a aquellas personas digamos ” dificiles” . Le puse contrario al mediador como para ejemplificar. Ya agunos dieron ciertas caracteristicas, y agregue que podian ser personas formadas en mediacion o no. Si estan formadas sera cuestion de pulir, pero si no lo estan, no saben ni que es mediar, se complica la llegada a estas personas.

       
      • Ivana Soledad Bochetto says: 13 mayo, 2015 at 5:01 pm

        Hola, buenas tardes! comparto las características que podrían ser contrarias o no aconsejables para intervenir en los procesos conflictivos. Si nos referimos a los mediadores, y como para aportar algo a la segunda consigna de este foro sobre “como los ayudamos”, hace unos días participé de un taller en el que casualmente se hablaba del perfil y rol del mediador. Allí la disertante planteo algo muy interesante y fue que, ante cada mediación deberíamos realizar pequeños pasos anteriores y posteriores, si nos resulta mejor mentalmente o realizando algunas anotaciones, ellos son ; 1º describir los objetivos de esa mediación, 2º pautas para cumplir ese objetivo, 3º criterios considerados para la primera intervención, 4º que elementos se tuvieron en cuenta para el resto de las intervenciones, 5º hubo situaciones que pusieron en riesgo eso objetivo, cuales? como se afrontó esa situación, y 6º cuales fueron si hubo los cambios que se tuvieron que hacer.
        Me pareció que podemos tomar algunos de estas sugerencias como pautas para prepararnos y para evaluarnos, una evaluación personal para tomar conciencia de como intervenimos en los conflictos y que nos ayude mejorar.

         
  16. Jorge Alberto Stinson says: 13 mayo, 2015 at 5:49 pm

    Ser mediador implica una constante reflexión sobre las estrategias, pautas, tácticas, etc. de llevar adelante el proceso en sentido amplio. Es una cuestión que merece amplio tratamiento; díficil de resumir. Sin caer en lugares comunes destaco la necesidad de “empatía”, la de ser apto para descubrir valores y percepciones de las partes; no rehuir a las emociones que fluyan en la mesa; ser imparcial (¿acaso multiparcial?); especializarse para determinado tipo de mediaciones ( a guisa de ejemplo: escolar, comunitaria, familiar); practicar la escucha activa; manejar los tiempos del proceso aunque dando tiempo a la maduración de la negociación; aprender a preguntar y a utilizar adecuadamente las distintas herramientas; dejar de lado sus supuestos, sus juicios de valor; manejar el eventual ocultamiento de información (por ejemplo la suministrada en un caucus) pero nunca recurrir al engaño, etc.
    Seguramente me olvido de algo y probablemente dre mucho pero es lo que se ocurre “al correr de la pluma”

     
    • Alicia De Rivas says: 13 mayo, 2015 at 6:31 pm

      Hola Ivana. Estamos en un mundo muy conflictivo porque hay hombres conflictivos. Podemos ir resolviendo todos los que podamos, pero seria interesante plantearse como prevenirlos tambien no? Maxime si nuestro norte como humanos es lograr la paz mundial

       
    • Alicia De Rivas says: 14 mayo, 2015 at 5:53 am

      Porsupuesto, es constante el aprendizaje, estar en el camino es todo un avance. Me complace pensar que somos constructores de paz y que cada vez somos mas. Pulir a los que esten trabajando en superarse y difundir a las personas no formadas tambien es responsabilidad de todos.

       
  17. Alicia De Rivas says: 13 mayo, 2015 at 6:20 pm

    Buenas tardes a todos. Cuando dispare la pregunta me imagine que una persona “dificil” “conflictiva” “con “perfil opuesto” a un mediador manejaba cierto poder desde la casa, la comunidad o agrupación importante, y era el mismo el generador de conflictos. Preocupante pero si encontramos la forma cambiar tales focos seria generador de paz.

     
  18. Maria Gonzalez says: 13 mayo, 2015 at 10:33 pm

    No tener lectura de realidad de las temáticas a tratar, falta de empatía, falta de focalización del conflicto principal, leer solo lo manifiesto sin lograr penetrar en lo latente, impidiendo la decodificación y traducción a fin de poder nivelar las problemas y posibilitar un abordaje pertinente. Aquel mediador que no puede tratar de escuchar a los protagonistas a fin de que en un momento del discurso personal logren atrapar una fisura del lenguaje y encontrar las significaciones por las cuales están enfrentados.

     
  19. Maria Estela Palumbo says: 13 mayo, 2015 at 10:44 pm

    El ser Mediador , tiene conlleva muchas etapas que debemos de realizar , construimos puentes entre las personas a las que ayudamos a resolver sus conflictos , con el dialogo , el respeto , la escucha y la participación de los mismos , se que es difícil ponerse en los zapatos del otro , pero para eso nos preparamos en este camino de Mediar , y en lo personal considero que a todos se nos consideren profesionales , somos mediadores comunitarios y voluntarios , y hay mucho por hacer , saludos a todos .

     
    • Alicia De Rivas says: 14 mayo, 2015 at 5:17 am

      Gracias Maria Estela por tu aporte, el mediador no trabaja solamente en su espacio, sino que es un constructor de paz en forma permanente. Mediar en la casa, en la comunidad y en el mundo, hoy con las redes e internet el dialogo tambien se expande fuera de las fronteras. Podriaser de utilidad difundir mas el trabajo del mediador no?

       
  20. Pedro Jose Parajon Torrez says: 14 mayo, 2015 at 12:27 am

    Con el permiso de usted, Alicia.. hago llegar esta reflexion personal y disculpandome si la misma no aporta al interes general en relacion a la pregunta que usted hizo.
    Entiendo que hablar del perfil de una persona, en este caso de aquel que cumple el Rol de Mediador, es intentar darle caracteristicas que le sean propias, unicas y especiales, que permitan identificarlo como tal.
    Como la mediacion es un proceso que se va construyendo en base a las realidades dialogicas de las partes, y el mediador es un operador que esta atento a ese universo de Repertorios que generan una realidad inmediata y presente para cada una de las partes, y que el impulsara, mostrara o generara una Unica y Compartida.
    Es muy dificil no imaginar que el perfil del mediador es el mismo de aquellas personas que llamamos … Buenas, Sanas… no prejuiciosas… abierta su mente a toda idea y conducta humana que genere Empatia.. Acercamiento,.. Concordancia ..Respeto… y sobretodo un altruismo Increible.

     
    • Alicia De Rivas says: 14 mayo, 2015 at 5:29 am

      Hola Pedro, porsupuesto no todos somos iguales, y a traves del debate fuimos pensando en que las practicas observadas y la clinica de casos van ayudando al mediador a superarse. Lo que resulta mas dificil es llegar a dar a conocer tales criticas a quienes no tienen la formacion y no nos mediadores natos, y si ademas esas personas “conflictivas” ejercen alguna cuota de poder podemos observar que van apareciendo conflicto tras conflicto. Hoy en un mundo globalizado una palabra inadecuada y desafortunada podria ocasionar situaciones violentas, por ejemplo los jovenes en las redes y entre sus pares pueden dañarse profundamente. Que hacemos los adultos? La idea es ayudar desde algun lado a esa persona con perfil contrario al mediador.

       
  21. Ma De Lourdes Enriquez Nieto says: 14 mayo, 2015 at 12:56 am

    yo creo que el perfil de un no mediador, es aquella persona que oye más no escucha, juzga duramente a las partes en conflicto y ello le hace tomar una conducta parcial, una persona que no puede hacer empatia con las personas.

     
  22. Gloria Marina Villalobos says: 14 mayo, 2015 at 2:05 am

    Considero que el perfil del no mediador, es el otro que no cuenta con la información y conocimiento respecto de la posibilidad de resolver su conflicto, de alguna forma uno mismo ha tenido ese perfil de no mediador, cómo ayudarlo? Con el conocimiento y empoderarlo de tal manera que el encuentre en sus recursos una solución, la ayuda también proviene del propio mediador que observa que una de las partes o ambas partes pueden resolver la desavenencia, es decir, a través de nuestro convencimiento de resolución del conflicto se lo transmitimos a las partes, pues si no creemos nosotros mismos en eso, como podría mediar?

     
    • Alicia De Rivas says: 14 mayo, 2015 at 5:36 am

      Hola Gloria, muy intersante tu aporte, todos fuimos formandonos como mediadores y perfilandonos como tales. Es una forma de vida que apuesta a la paz mas alla de resolver un conflicto. Crees que podriamos “prevenir” y no solo resolver? La idea de la pregunta era comprender para ayudar, por eso es intersante descubrir ese otro “perfil”

       
  23. Ana Maria Dagnone says: 14 mayo, 2015 at 11:13 am

    El perfil contrario al mediador es aquel que no promueve ni ejerce la escucha activa olvidandose que lo primero de todo proceso de negociacion o mediacion es la comunicacion despues vendran los acuerdos finanales ,
    Escuchar y enseñar a escucharse es unas de las pasos mas importantes en la mediacion y en toda la vida misma para resolver los conflictos

     
    • Alicia De Rivas says: 14 mayo, 2015 at 2:00 pm

      Totalmente de acuerdo. Sera utopia pensar que cada vez hay mas mediadores y personas sin ese ” perfil”?

       
  24. Graciela Testa says: 14 mayo, 2015 at 12:06 pm

    Pienso que el perfil contrario es el del profesional (ya sea mediador o abogado de parte) que antepone sus intereses (aunque legítimos) a los intereses que dan lugar a nuestra intervención.
    Es decir, yo veo muchos profesionales que primero piensan en si mismos, antes que escuchar y procurar aliviar el conflicto a sus clientes.
    Cuando las necesidades de los profesionales pasan a primer plano antes de las necesidades de las partes, creo que nos salimos del rol.
    Eso pasa también con los profesionales de la salud, aunque en estos casos el resultado es más evidente, porque lo que está en juego es la salud/enfermedad de las personas.
    Pero en nuestro caso, aunque no se vea tan claramente, cuando los profesionales pierden su rol, el que sale perjudicado es la parte.

     
    • Alicia De Rivas says: 14 mayo, 2015 at 2:06 pm

      Graciela; este tipo de persona se encuentra en todos los ambitos, pero tambien veo cada vez mas mediadores natos y formados. Cambiar una manera de pensar lleva su buen tiempo. La idea es que podramos identificar al “no mediador” y ayudarlo a ver otra realidad, ello a todo nivel de diálogos.

       
  25. Eduardo Andres Sandoval Forero says: 14 mayo, 2015 at 2:34 pm

    Mi experiencia en mediación se circunscribe en el ámbito educativo. Innumerables son los conflicto que de manera cotidiana acontecen en la escuela, y el perfil contrario al mediador realiza prácticas que afectan negativamente a los involucrados en conflictos y en muchos casos incrementa los conflictos.
    Mediar sin conocimiento real y profundo de los conflictos, asumir parcialmente “una verdad”, ayudar o apoyar una parte del conflicto sin atender la otra parte, no promover e incentivar el diálogo, pensar y actuar solo en que se “resuelva” el conflicto, no promover el respeto y el reconocimiento de todas/os los involucrados en el conflicto, son entre muchas otras algunas de las características el perfil contrario al mediador.
    Una buena ayuda, por lo menos en el medio educativo, es la integración con mediadores profesionales y expertos en el tratamiento de conflictos.

     
  26. Paula Gimena Ramirez Yunes says: 14 mayo, 2015 at 2:46 pm

    Alicia, muchas gracias por tus aportes, devoluciones es muy motivador.

     
    • Alicia De Rivas says: 14 mayo, 2015 at 6:04 pm

      Gracias Paula, creo que asi se generan mas aportes y entre todos vamos creciendo.

       
  27. Maria Antonia Del Carmen Espindola says: 14 mayo, 2015 at 3:02 pm

    ¿Cómo es el perfil contrario al mediador?…Porque es así y desde allí como podemos ayudarlo.””
    Pensar en un No Mediador se me ocurre una persona parada en una postura rigida, no escucha, no ve, y su bandera es el conflicto. Desde este lugar (casi diria qu el borde del precipicio) para ayudarlo debo encontrar un disparador que lo corra de su posición de rigidez y bucear en sus intereses más profundos y desde esos intereses comenzar a trabajar la transformación. Para lograrlo debo estar absolutamente convencida de que la mediación es el camino.

     
    • Alicia De Rivas says: 14 mayo, 2015 at 6:10 pm

      Hola Maria Antonia, hay esperanza entonces? Yo tambien creo que se puede ayudar desde la mediacion, por ello creo que la difusion del sistema es importantisimo y esta en nosotros realizarlo. Saludos desde el sur de mi pais.

       
  28. Maria Alejandra Croppi says: 14 mayo, 2015 at 4:52 pm

    Un perfil contrario al del Mediador, indudablemente es el de una persona que no está dispuesta a dialogar y que no sabe escuchar. Su pretensión será imponer una solución al conflicto que sea conforme sus intereses sin importar el otro. Esas características pueden ser innatas, rasgos de su carácter y/o adquiridas por “deformación profesional”, en muchos casos la formación académica o los roles laborales llevan a generar este perfil de personas. La manera de ayudar, a mi entender viene de la mano de trabajar arduamente en generar un diálogo genuino y no un mero discurso posicional, y tratar de transmitir y hacer docencia sobre las herramientas de la Mediación.

     
  29. Maria Claudia Serna says: 14 mayo, 2015 at 5:04 pm

    Si hablamos de una persona que es Mediador/a, el perfil contrario mostraría un profesional que equivocadamente busca protagonismo, ser “lo importante” en la mesa de Mediación, olvidando que son las partes las protagonistas verdaderas, no reconociéndoles su valor y sus capacidades para resolver su problema; creyéndose el “salvador” y dueño de todas las respuestas. Esto sería así porque no ha comprendido bien su rol y tal vez se trate de falta de formación o de mayor experiencia. Podríamos ayudarlo ofreciéndole más y mejores espacios de formación y evaluación de su actuación: Como este, por ejemplo!
    Si hablamos de una persona que NO es Mediador/a, el perfil mostraría a alguien que lejos de colaborar en la resolución de conflictos, los genera, respondiendo a las situaciones conflictivas con conductas cerradas, egocéntricas, sin las herramientas que le permitan dirimir diferencias pacíficamente. Tal vez nunca recibieron información y formación acerca de ello, ni en su casa, ni en la escuela… no tienen experiencia personal al respecto. Creo que a ellos los ayudaría mucho (como se ha visto en una de las conferencias, la referida al ambiente educativo, con mejoras en los números estadísticos), que pudieran acceder a estas herramientas. Esto nos hablaría de la necesidad de PROMOCIÓN y DIFUSIÓN de la Mediación, su valor, su importancia, sus resultados, sus herramientas.

     
    • Alicia De Rivas says: 14 mayo, 2015 at 6:13 pm

      Hola Maria Claudia, coincido con vos en lo que decis de la escuela…es el ambito adecuado para formar futuros perfiles pacificadores, y esto sin dudas hara personas diferentes y comprometidas con la paz. Saludos

       
  30. Maite Pereyra Amilkar says: 14 mayo, 2015 at 5:20 pm

    El perfil que perjudica la labor del mediador podría darse, entre otros casos, cuando el mismo se coloca en un lugar de supuesto saber y entender, sin escuchar verdaderamente, sin leer entre líneas, sin analizar la comunicación verbal y no verbal que se desliza en la mesa. El perfil contrario podría tener que ver con efectuar un análisis desde un lugar científico, es decir, en un plano no cooperativo.- Asimismo cuando no logra estar “en el aquí y ahora”, que le plantea el conflicto puntual que está mediando.

     
  31. Nancy Asproni says: 14 mayo, 2015 at 5:52 pm

    Estoy de acuerdo con la mayoría de los participantes de este foro que el perfil de un no mediador es aquella persona que no sabe escuchar, que privilegia su posición ante la de cualquier otro, que prejuzga sin ponerse nunca en el lugar del otro, que no tiene empatía.
    Considero que para revertir esta posición es necesario ponerse en el lugar del no mediador para poder interpretar su conducta y luego a través de la comunicación efectiva intentar que esta persona se interese en el proceso de mediación. Ya que si alguien no cree en la mediación es muy difícil que se pueda llevar adelante el proceso.
    Para poder lograr una comunicación efectiva es necesario que el mediador entienda a las partes, se ponga en el lugar del otro, ayude a la parte a poder interpretar las nuevas perspectivas sobre el conflicto y ayude a generar en la parte el cambio necesario para llegar a la solución del problema. Muchas gracias a todos por los aportes que han realizado.

     
  32. Larisa Mariana Varisco Puerta says: 14 mayo, 2015 at 6:16 pm

    Muy buenas tardes, interesante pregunta, creo que no todos los mediadores pueden lograr una escucha activa, el respetar los silencios, las pausas, los tiempos al momento en que se está comunicando.
    Otro dato importante es tener en cuenta la no gesticulación, o los suspiros, etc. Todos sabemos que es parte de la comunicación y la manifestación corporal también nos brinda mucha información .Las posturas , posiciones, movimientos de cejas. Tuve la oportunidad de corrobar varias veces estas conductas , donde un mediador , se expresó de esta manera y no hacía falta que estuviera en silencio. “El cuerpo habló por si solo”.Comento esto, porque creo que nos estamos olvidando de la importancia que tiene esta temática.
    Hablamos siempre de Neutralidad, de absitencia, de infinitas características que debe cumplir un mediador, pero que muchas veces se escurren y se pasan por alto, ocasionando que el proceso “fracase” , lo escribo entre comillas , ya que es una palabra fuerte que no invitaría a un regreso o retorno, para hacerles llegar que no lo aplico desde el concepto condenatorio.
    En fin, la práctica creo que hace que el mediador adquiera herramientas y que al mismo tiempo logre emplearlas correctamente. Pero quiero destacar que trabajamos con personas , es por ello que debemos considerar, que estamos sujetos a modificaciones , y que dependerá de nosotros , saber utilizarlas.
    Saludos!

     
  33. Vanesa Soledad Barcelo says: 14 mayo, 2015 at 6:55 pm

    Hola!!! no sabia por donde empezar; creo que el perfil contrario al mediador es aquel que al llegar a una sesion va con el vaso lleno, y no con el vaso vacio, es decir va cargado de prejuicios hacia las partes y no permite que ellas mismas logren expresarse sino que de ante mano esta adelantandose a sus respuestas y como imponiendo lo que deben hacer: la legitimacion no existe y menos el empowermen.

     
  34. Elisa Eugenia Brito says: 14 mayo, 2015 at 8:36 pm

    El perfil contrario al de un mediador, es aquel que esta lleno de prejuicios,es egoísta,incapaz de colocarse en lugar del otro y entender el sufrimiento ajeno,aquel que es incapaz de escuchar al otro,que tiene una respuesta anticipada a cada pregunta,que se comunica a través del conflicto, aquel que lejos de armonizar relaciones impone sus forma de pensar. ante todo.

     
    • Alicia De Rivas says: 15 mayo, 2015 at 9:10 pm

      Hola Elisa Brito, de Santa Cruz, tenemos que comunicarnos. Coincido con tus conceptos, los encontramos lamentablemente, sera cuestion de trabajar con esas personas para que se perfilen mas humanos.

       
  35. Cecilia Gabriela Sacchi says: 14 mayo, 2015 at 9:15 pm

    Si bien se pone de manifiesto en los comentarios ut supra como percibimos la figura contraria a un mediador, me parece necesario resaltar que un mediador trabaja para crear confianza. La agresividad siempre es un factor en los conflictos, sin embargo es energía.
    Tal vez un modo de influir sobre alguien obcecado en su conducta sería aportar una mirada positiva diciendo: “por más que estar sentados aquí les parezca poco, creo que es un buen inicio para llegar a otra parte que aún no sabemos cual es”

     
  36. Ariel Ringuelet says: 14 mayo, 2015 at 10:56 pm

    Un aspecto importante a tener en cuenta es que faltan espacios de interacción entre mediadores, de reflección, de intercambio y de enriquecimiento mutuo. Los mediadores deben acumular créditos por año en cursos a veces de dudosa calidad, y ese tiempo va en detrimento del que se podría ocupar en formación interna entre pares. Todos tenemos un poquito para mejorar de ese “perfil de mal mediador”. ¿Quienes mejor que nosotros para ayudarnos, crecer y pulir la personalidad de facilitadores? Todos podríamos brillar un poco más entre nosotros. Hay paradigmas para cambiar….
    Gracias, saludos
    a
    Ariel

     
  37. Analia Reineri says: 15 mayo, 2015 at 8:33 am

    Un mediador que no pueda ser visto por las partes como un agente que ayuda a la transformación de las partes y guiarlas hasta una situación de acuerdo en la que todos ganen es uno de los problemas con el que solemos encontramos los mediadores. No sólo en los casos donde intervienen a abogados. Muchas veces sucede que las partes te miran cómo diciendo y qué sabés vos de todo lo que está ocurriendo en nuestras vidas.
    Creo que la legitimación del mediador con agente de resolución de conflictos requiere de un trabajo del propio mediador puesto en situación, frente a las partes. La empatía, la generación de confianza, la capacidad de asegurarle a las partes que están en un espacio que –aunque no arriben a una solución satisfactoria- van a poder intentarlo.
    La legitimidad no se gana declamando “este es mi Rol: el de ayudar a la comunicación entre ustedes” solamente. Es una construcción mucho más profunda que empieza por la reflexión del mediador, el convencimiento, generar empatía (fácil de declamar pero que requiere un ejercicio personal constante), la formación. Etc. Pero también de los sistemas y las comunidades donde la mediación se aplica.
    Personalmente, creo que hay demasiada gente que sigue desconociendo qué es la mediación. Los mediadores, los gobiernos, los espacios comunitarios donde se ofrece esta posibilidad de RC, entre otros, no difundimos con el suficiente empeño de qué se trata. Legitimarnos, supone también legitimar la Mediación. Hacer un trabajo de docencia, educativo, de promoción.
    Gracias a todos.Saludos!

     
  38. Silvana Roxana Garces says: 15 mayo, 2015 at 11:14 am

    Buen día!
    Leyendo los comentarios de los compañer@s y de Alicia, los cuales son muy enriquecedores, favorecen seguir aprendiendo. Más allá que sabemos que características tiene una persona que aborda la mediación.
    Lo que debemos apuntar es como trabajar con aquellas personas que no pueden ponerse en el lugar del otro.Las cuales las podemos ver en la cotidianeidad laboral, en las instituciones educativas (si trabajamos en ellas) y otros lugares de la sociedad.
    Creo que hay que que hacer hincapié en la escucha y generar espacios para la misma y generar actividades en donde se practique la empatía.
    Porque la empatía es un aprendizaje, si no la enseñamos no se puede aprender y hacer propia.
    Nos seguimos leyendo .
    Sil

     
  39. Elena Cristina Lopez says: 15 mayo, 2015 at 12:33 pm

    Pienso que el perfil contrario al de mediador es el de la parcialidad, el que en lugar de que las partes arriben a un acuerdo, se transforma en un mero profesional ofreciendo prácticamente sus servicios de profesión de base.

     
  40. Juan Antonio Herrera Fernandez says: 15 mayo, 2015 at 1:53 pm

    Con trabajo diario, con constancia, aprendiendo el manejo del lenguaje, tanto la comunicación verbal, como la no verbal. Sabiendo que tan importante es lo que se dice , del cómo se dice. En definitiva, el mediador no nace, se hace.

     
  41. Hector Fuentes Martinez says: 15 mayo, 2015 at 2:04 pm

    Buenos días a todos:
    Si partimos de la idea que el mediador es una persona entrenada para asistir a aquellas otras que se encuentran en conflicto, escuchándolas, estimulándolas y guiándolas para que ellas mismas arriben a un acuerdo. Para ello es que el mediador debe ser:
    1.- Honesto;
    2.- Responsable;
    3.- Comprensivo;
    4.- Respetuoso,
    5.- Tolerante;
    6.- Tener paciencia;
    7.- Imparcial;
    8.- Creativo;
    9.- Flexible;
    10.- Justo;
    11.- Empatico;
    12.- Alterutral;
    13.- Acertivo.
    Etcétera
    En atención ello es el mediador en ningún momento debe: ser una de las partes en conflicto, usar la mediación para imponer sus intereses o forma de pensar a las partes, parcializarse por cualquiera de las partes en cuestión, ser irrespetuoso,
    intolerante o autoritario, y nuevamente un largo etcétera.

    Un mediador sera así si se convierte en una esponja absorbente de todos los conflictos que toma en conocimiento de sus mediados, si este no se da la oportunidad de sacar todo ese cóctel de conflictos de su interior, tendremos un grave problema, puesto que en lugar de ayudar a los mediados será un generador de nuevos conflictos.

    ¿Qué se puede hacer para ayudarlo? Debe ser capacitado constantemente, ser escuchado y ayudado por un profesional, obviamente el mediador debe mostrar disponibilidad y voluntad para recibir la ayuda.

     
  42. Silvia Lilian Lafuente says: 15 mayo, 2015 at 2:52 pm

    El perfil contrario del mediador es aquel que desaprueba, desalienta a las partes, descuida el discurso, desconoce el contexto social, subestima, no genera espacio de confianza…
    Es todo aquello que no se espera de un mediador.
    La ayuda sería replantearse sus prácticas y acudir a espacios de clínicas de casos.

     
  43. Karina Beatriz Concetti says: 15 mayo, 2015 at 5:19 pm

    Hector Fuente Martinez me pareció muy bueno y claro tu aporte. Yo soy estudiante de mediación y así como vos definiste al mediador es como yo me lo imagino. gracias

     
  44. Alicia De Rivas says: 15 mayo, 2015 at 9:22 pm

    Buenas noches, como para despedirme, quisiera decir solo dos cosas. Una gracias por participar y aportar y otra que legitimemos la mediacion como un estilo de vida, contagiando asi a las personas que creen que el conflicto es la unica forma de dominar e imponer ideas. Si queremos un mundo pacifico, tenemos que pacificar al ser humano. Me gusto el comentario de Analia Reineri y por ello puse lo de legitimar la mediacion, hay mucho trabajo por delante, un tabajo en equipo. Hasta pronto!!

     
  45. Paula Gimena Ramirez Yunes says: 15 mayo, 2015 at 11:01 pm

    Comparto Alicia tu deseo, y creo que será el de todos los que compartimos este espacio, y trabajamos desde cada rincón, capacitándonos para que ello suceda y podamos ser partícipes de su construcción y no meros espectadores.
    Saludos a todos, y hasta pronto, ha sido un verdadero placer compartir este espacio.-

     
  46. Miriam Rochetti says: 16 mayo, 2015 at 3:37 pm

    Hace 2 años que despetó mi interes por los métodos alternativos de resolucón de conflictos, y en este momento estoy haciendo pasantías, mi imagen del Mediador acuerda con los aspectos presentados por Hecto Funes Martinez . En mi opinión, el perfil contrario al Mediador es aquel que no puede ser imparcial, que aunque da espacio al relato de las partes, luego le resulta dificil (y en muchos casos sin darse cuenta) para aplicar los métodos y contribuir a restablecer la relación desde el lugar que las partes quiere y pueden. Es aquel que no logra contribuir con los métodos, para la instalación en la mesa de mediacion de una 3° realidad nueva y diferente a las realidades que las partes traen a ella. Para minimizar estos impactos, el Mediador debería estar en una constante capacitación para desarrollar habilidades principalmente en escucha activa, verdadero respeto al otro, pudiendo despojarse ó manejar su emocionalidad y opinión personal. Saludos.

     
  47. Larisa Mariana Varisco Puerta says: 17 mayo, 2015 at 2:23 pm

    . Creo que existen varias herramientas que para el mediador son útiles al momento de revision de su práctica. Como primer momento creo que es importante que el mediador pueda distinguir entre el modelo de práctica utilizado por el servicio y el estilo de trabajo particular del mediador. A veces estos conceptos , al momento de hacer una autoevaluación , se confunden. Esta revision de práctica es tomada como un dispositivo y se sitúa en un contexto didáctico, en donde el protagonista es el mediador.

    Existe un otro que supervisa, es por ello que se lo considera Bilateral. Por ejemplo el co-mediador.

    Aquí se pondrá en juego:

    -reflexión – visibilización- desnaturalización de ciertas prácticas (cuestionarlas)- remoción de los obstáculos – elaboración de estrategias,etc.

    Saludos!

     
  48. Lucila Mariana Martinelli says: 17 mayo, 2015 at 3:03 pm

    Buenas tardes!
    Me quedé pensando en el qué hacer para acercarnos al perfil del mediador…
    Creo que interpretamos las historias de los otros en función de nuestras propias experiencias de vida, y muchas veces nuestras actitudes tienen que ver con la mirada que tenemos de determinadas situaciones, nuestras características personales, valores, etc.
    Personalmente, me resultó realmente enriquecedor poder observar mediaciones: Algunas veces reconocerme en el mediador, y otras no entender hacia donde estaba llevando el proceso. La diversidad de situaciones que aparecen en los distintos procesos permite una mayor apertura a la hora de escuchar, y aprender a “suspender el juicio”, logrando una mayor imparcialidad.
    Agrego una característica más del perfil contrario al mediador: Creer que es capaz de ser 100% neutral.

     
  49. Maria Antonieta Luna Bautista says: 18 mayo, 2015 at 1:29 am

    Básicamente considero que el perfil contrario al de un Mediador es con el que no tienes confianza, no puedes dialogar, ya que a él le gusta discutir, es inflexible no hay otra opción, mas la que él mismo proponga, le gusta mas hablar que escucharte, por cierto para mi también tiene mucho que ver la imagen, a veces una cara falsa o mal encarada es empezar mal, ya que esta comunicación no es verbal, pues he aprendido que no podemos no comunicarnos.

     
  50. Cristian Ariel Poetto says: 19 mayo, 2015 at 8:21 am

    Super interesantes e interpeladores los comentarios anteriores. Siento que estoy haciendo un examen de conciencia! Podría aportar, que el perfil del No Mediador sería el de aquel que posee una perspectiva única y no cree en la posibilidad de que existan diversas miradas o percepciones acerca de algo; el que entiende por éxito de la mediación sólo al acuerdo sin preguntarse por la real satisfacción de las personas que participaron en ella; el que ante el “éxito” de una mediación ingresa en su “manualcito” una lista de soluciones aplicables a determinados problemas que de seguro lo llevarán a su único y propio objetivo del acuerdo; el que no tiene respeto por las personas que tiene enfrente con sus particularidades, diversas formas de pensar, intereses, avasallándolas para quitarles el poder de resolver sus propios conflictos. Y tantas cosas más…!
    Repito: muy bueno esto como ejercicio de autocrítica, aprovechemos para mirarnos en este espejo y ver en qué nos vemos reflejados!